A veces la vida nos regala sorpresas inesperadas, y ya se podria catalogar de enorme sorpresa el nacimiento de este concierto y su gestación. Me llamó Emilia Arija grandisima cantante (como muchos de vosotros sabéis) y amiga para que le echase una mano con la guitarra para un concierto en Santiago de Compostela, y yo por supuesto accedí con muchisimo gusto. Casi con un cierto pudor me atreví a confesarle si cabría la posibilidad de actuar presentando Filosofia Doméstica, puesto que como ya he contado en alguna ocasión, en estas mis quijotescas reflexiones, estoy en un estado de euforia inconsciente a la altura de la adolescencia con este disco, y me desvivo en cuanto veo una oportunidad de ponerlo en directo.

     Desde la organizacion del evento se ilusionaron muchisimo con la idea y a dia de hoy a mi solo me sale decirles GRACIAS!! a Bea, Teresa, y a todos los que se han desvivido porque el fin de semana fuera un exito. El sitio era espectacular, en pleno monte do Gozo en Santiago, el sonido fue brutal (gracias a Raul Cabranes que se lo curro de lujo) 180º hicieron un conciertazo cargado de energia y de mensajes transformadores regalandonos una bocanada de utopia y de esperanza con un empuje alucinante, Emilia canto como nunca y nos puso a todos los pelos de punta y cuando nos toco empezar a nosotros sentimos una comunión y una sintonía absoluta con todo lo que estaba sucediendo alli, Enrico y David (que talentazo tienen los dos!!, que manera de tocar) junto con este que escribe  rodeados de amigos y desgranando cancion a cancion con una intensidad absoluta que convirtieron un concierto en una noche especial, de esas que generan sentimientos y te hacen creer en la música como un elemento capaz de regalar sensaciones diferentes y no una maquina de hacer dinero como a veces nos hace pensar el negocio de las radioformulas y demas.

     No me quiero olvidar de los ratos tan divertidos que pasamos en el taller de guitarra y composición pariendo una canción que nos sirvio para ver como mejorar nuestra manera de componer y que acabó siendo mas jevi que el viento ‘Tuberculos de metaaaaaal’ ni del impresionante videoclip ‘desaprender la Guerra’ de Luis Guitarra que tiene una cadencia y un impacto visual que no te pueden dejar indiferente..

      Eventos como este son una reivindicación de la pureza del arte porque si, al servicio de la estética, la denuncia y el compromiso y un empujon de ánimo para los que decidimos entregar el tiempo de nuestra vida en hacer canciones para despertar ilusiones. Que Dios reparta fortaleza para mantener vivos esta especie de rara avis que son aquellos que luchan por lo que creen y que creen en lo que hacen.

      Salud y mucho rock’n’roll

      Juanjo Melero