EMaidenFutboln 1998 yo tocaba con los Def Con Dos. Estaba tranquilamente en casa y me llamó un colega:

-Tío, te apetece jugar un partido contra los Maiden está tarde?

-Contra los Maiden? Qué Maiden? (yo pensaba en algún equipo de barrio que se había puesto ese nombre…)

-Pues que Maiden van a ser, los de Steve Harris, Bruce Dickinson y demás, que resulta que vienen presentando nuevo disco (Virtual XI) y quieren jugar contra un equipo de músicos y “choubisness” españoles…

Me faltó tiempo para ir corriendo al armario a buscar mi camiseta con el 21 de Caminero y buscar mis Kelme Julio Salinas ( Si, ya se que mi modelo de botas era un mal precedente…) y a esperar impaciente la hora para salir al estadio Vallehermoso donde se celebraría el “match”.

Al llegar me encontré con buenos amigos hermanos de pachanga barriopilareña (Molly de Hamlet, Jose Ardemadrid, Carlos, Javi y unos cuantos más…) y una legión de jevis que en principio llegaron con el corazón partío, animando a Maiden y rockeros patrios por igual y que terminaron poniéndose de nuestro lado a partir de encajar el 5-0 en contra, en un clarísimo síndrome de simpatía David contra Goliath.

Ellos (aparte de que Steve Harris jugo futbol de forma semiprofesional) contaban en su equipo con exjugadores de la Premiere League, una especie de torres pétreas contra las que rebotábamos en los corners, y nosotros contábamos con tres refuerzos “profesionales” que vi cuando entre al vestuario: Abel Resino, Luis García (que entreno al Getafe hace poco) y Pedraza. Los tres del Atleti!! Y yo como buen rockero rojiblanco, flipando, un partido contra los Maiden y con tres exjugadores de mi Atleti!! Sueño hecho realidad!!

Yo cubría a Steve Harris (en el gif que se adjunta se ve mi nula destreza en el marcaje mientras él marca el 9º o 10º gol…) y se me iba poniendo la cara roja por el esfuerzo y por la paliza que nos estaban dando. Recuerdo un destello de gloria cuando robé un balón y me lancé a una cabalgada brutal al contraataque, me sentía como en Oliver y Benji, iba pensando como iba a lanzar el balón, que si metía gol iba a ser mítico, que como se empequeñece la portería, que grande es ese portero… Y mientras, oía como me jaleaban de forma vehemente los jevis de la grada, cuando llegué al borde del área, armé mi zurda, saqué mi alma por la punta de mis Kelme Julio Salinas, el disparo iba fuerte, raso, colocado y… al palo!!

Aún así fue un día enorme para mi, al día siguiente salía una foto de Steve Harris con un servidor y su “atomatada” cara detrás de él en las páginas centrales del Marca, que casualmente ese día dedicaba al Atleti y en concreto a Kiko Narváez, otro sueño cumplido (salir en el Marca). Es difícil encontrar una manera más notoria y placentera de ser humillado.

 

Maiden football(En la foto, éste que suscribe es el tercero de pie por la derecha)

Y éste el recorte de prensa de El País del día siguiente, que pena que no esté el del Marca:Maiden futbol el pais